El significado del desorden


El desorden que tengamos en casa, puede reflejar lo que sucede en diferentes áreas de nuestra vida: mental, profesional, personal, emocional. Además, el lugar en el que se tenga el desorden es el mensaje o señal que se está emitiendo.


¿No les pasa que después de arreglar sus casas se sienten mejor? Esa paz y tranquilidad demuestran que el desorden representa toda cantidad de miedos, inestabilidad e incertidumbre sobre qué queremos o esperamos en la vida. ¿Sabías que el acumulamiento de cosas en el hogar y el desorden están relacionados a diferentes clases de miedos? Como miedo al cambio, miedo a ser olvidado o a olvidar, miedo a la carencia y simbolizan además confusión, falta de enfoque, caos , inestabilidad y puede significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida.


Si hay desorden u objetos amontonados en la entrada de la casa, se interpreta como miedo a relacionarse con otras personas.


Si hay desorden u objetos amontonados en el placard, no se tiene el control sobre el análisis y el manejo de las emociones.Se dice que el placard, armario o vestidor, refleja cómo te encuentras emocionalmente y que una vez que lo organices tus conflictos internos se calmarán.


Si hay desorden u objetos amontonados en la cocina, es resentimiento o fragilidad sentimental.


Si hay desorden en el escritorio o área de trabajo, es frustración, miedo y necesidad de controlar las situaciones.


Si hay desorden detrás de las puertas, es miedo a no ser aceptado por los demás.


Si hay desorden debajo de los muebles, se da demasiada importancia a las apariencias.


Si hay desorden u objetos acumulados en bodegas, se vive del pasado.


Si hay desorden u objetos acumulados en el garaje, es temor y falta de habilidad para actualizarse.


Si hay desorden y objetos amontonados por toda la casa, es coraje, enojo, desidia y apatía hacia todos los aspectos de la vida.


Si hay desorden u objetos acumulados en pasillos, son conflictos para comunicarse, miedo a decir y manifestar lo que se desea en la vida.


Si hay desorden u objetos acumulados en la sala, es temor al rechazo social


Si hay desorden en el comedor, es miedo a no dar pasos firmes y sólidos, sensación de dominio por parte de la familia


Los cuartos de niños normalmente están desordenados porque aún no han pasado por el proceso de saber qué quieren en la vida, pero hay estudios que muestran que los niños que mantienen sus cuartos organizados tienden a ser mejores en la escuela.


Si el desorden lo tienes en tu cuarto significa que eres una persona que deja las cosas inconclusas y que tienes dificultad para tener una pareja o trabajo estable.


Una sobrecama desteñida significa que tu vida amorosa ha perdido brillo también.


¿Has conservado objetos rotos o dañados por largo tiempo pensando en repararlos algún día? Simbolizan promesas y sueños rotos y si se trata de electrodomésticos, electrónicos muebles o vajilla y los tienes, por ejemplo, en la cocina o baño significan problemas de salud y riqueza.


Acumulamiento nuevo: Este acumulamiento indica que estás tratando de hacer demasiadas cosas a la vez y que no te estás enfocando en lo que debes hacer y que has perdido la dirección. Este acumulamiento o desorden incluye ropa apilada, cd’s o películas alrededor de la casa, juguetes o artículos deportivos desparramados, cosas que has usado recientemente pero no has puesto de vuelta en su sitio.Organizar este tipo de desorden te ayudará a ser una persona más centrada y efectiva en tu vida diaria.


Acumulamiento antiguo: objetos que no usaste en un largo tiempo y que están apilados en alguna habitación , garage, armarios, etc. Los papeles de trabajo viejos y documentos que ya no usas, revistas de hace más de 6 meses o ropa que no te has puesto en más de un año. Esto es reflejo de que estás viviendo en el pasado y estás dejando que tus viejas ideas y emociones se apoderen de tu presente y esto a la vez evita que nuevas oportunidades y personas entren en tu vida.


La manera apurada en que vivimos tienden a crear este tipo de desorden y casi todos los tenemos en nuestro hogar en alguna medida. Hay etapas donde es muy difícil lograr un equilibrio o encontrar el tiempo para ordenar. Pero no debemos olvidar que la actitud es fundamental para enfrentar la vida siempre .Entonces es necesario mantener la casa ordenada, aseada y agradable para complacencia no solo de los visitantes, también de los que la comparten cada día.

El orden es un valor que se aprende en el hogar y nos acompaña para toda la vida. Hay quienes son ordenados por naturaleza, pero para otros el orden es un valor que se debe adquirir. De cualquier forma, el orden es indispensable para triunfar en la vida y de ahí la importancia de educar a los hijos desde muy pequeños en este valor.

Cuando hablamos de orden, no nos referimos solamente a la organización de las cosas materiales en nuestro hogar o espacio de trabajo. Somos también ordenados en la forma en que conducimos nuestra vida, en la forma de organizar nuestras ideas y hasta en nuestra presentación personal.

Para adquirir este valor es necesario poner en marcha la fuerza de voluntad en pequeños detalles, que en su conjunto, forman hábitos de orden.

Puedes comenzar hoy:

Deshazte de lo más grande primero: la bicicleta de hacer ejercicios que ya no usas o el oso gigante de peluche que conservas desde la época de colegio.

Devuelve las cosas que te hayan prestado, cds, libros, ropa, herramientas.

Recoge lo que esté en el suelo y colócalo en un canasto o bolsa hasta que puedas tomarte el tiempo de ponerlo en su sitio.

Recoge revistas, catálogos y periódicos en una bolsa o canasto.

Limpia las ventanas, es una manera figurativa y literal de dejar entrar la luz a tu vida.

Vacía los cestos de basura, baños, cocina, oficina; representan cosas que ya no necesitamos o queremos en nuestras vidas.

Saca de los cajones del armario las medias sueltas que han perdido su compañera, puedes usarlas para limpiar muebles.

Despeja el escritorio, archiva papeles que ya no uses, revisa y organiza el correo recibido.

Deshazte de lapiceras y marcadores que no funcionen.

Vacía la heladera, tira todos esos restos envueltos en papel de aluminio o restos de comida vieja.

Limpia los armarios, deshágase de todo lo que no hayas usado en los últimos seis meses. Y si hace un año que no lo usas, decididamente eso está de más en tu casa, así que véndelo, cámbialo, regálalo o quémalo.


Recuerda que para lograr tener un orden, no sólo en nuestra casa sino, en cada aspecto de nuestras vidas son necesarias la fuerza de voluntad y los hábitos!!





Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square